Loading...
Skip to main content

Inicie sesión con una cuente existente

* Texto error: Campo requerido

* Texto error: Campo requerido

Con capital semilla, Banca para el Desarrollo e Incubadora apoyarán emprendimientos tecnológicos

AUGE UCR dispone de $250 mil dólares para que proyectos se conviertan en prototipos

Mediante un programa de cooperación no reembolsable los emprendedores en innovación tecnológica podrán acceder a financiamiento y ver su proyecto hecho realidad.

El Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD) y la Agencia Universitaria para la Gestión del Emprendimientos (AUGE) de la Universidad de Costa Rica se aliaron para apoyar estas iniciativas a innovadores que no pueden acceder a un financiamiento bancario.

Para ello disponen de unos $250 mil que serán otorgados mediante la incubadora de la UCR a los proyectos que consideren factibles.

El director de AUGE, Luis Alonso Jiménez explicó que ese dinero permitirá apoyar los proyectos que están cerca de ser un prototipo.

“Es una forma práctica que busca que lo más rápido posible la idea innovadora se materialice en un prototipo que tenga la característica más relevantes que ellos consideran es vital para la solución y se lleve al mercado a ver cómo reacciona”

Jiménez indicó que es importante que los recursos sean no reembolsables porque no se sabe como van a resultar las pruebas, y en algunas ocasiones se deben hacer mejoras o se producen fallas.

“Eventualmente si el prototipo es exitoso entonces los acercamos a otros mecanismos de financiamiento que no necesariamente son no reembolsables pero que con la información sólida nos permite reducir riesgo de falla del proyecto, considerando que en el área de tecnología ese riesgo es alto”, agregó.

La incubadora Auge nació a finales del 2012, pertenece a la UCR, y desde entonces ha asistido a empresas del área de tecnología, información y comunicación, industria creativa, educación y ambiente.

Para la Ministra de Economía, Giannina Dinarte, manifestó que están entusiasmados que los recursos del Sistema de Banca para el Desarrollo puedan aprovecharse en otras áreas y en un capital semilla que logre a los emprendedores salir adelante.

“Estamos felices porque damos pasos significativos para impactar no solo a las empresas sino de cara a generar programas para acompañar emprendimientos cuando el financiamiento es escaso o el riesgo de asumir deudas es muy alto”.

La jerarca manifestó que empezarán con AUGE de la UCR pero en el futuro darán saltos a un programa general de capital semilla para acelerar los procesos de innovación.

“Implica una combinación de esfuerzos entre investigadores y diseñadores para escalar esas necesidades de recursos que se van a dirigir a aquellos con mas viabilidad y gracias a un esfuerzo de AUGE de identificar no solo cuales son las oportunidades de mercado sino los requerimientos de la sociedad global a futuro”, añadió Dinarte.

De acuerdo con el MEIC el programa de Banca para el Desarrollo triplicó la colocación en el último año y medio y un 54 por ciento de los montos girados se enfocaron en las zonas rurales.

El Banco Popular, por su parte, maneja líneas solo a TBP y otras de TBP más 4 puntos porcentuales, para el sector mipyme.

Comparativamente, las tasas de la SBD siguen siendo más atractivas y rentables para micro, pequeñas y medianas empresas, que precisamente representan el público meta del Sistema.

“Existe un margen máximo sobre la TBP que pueden cobrar las entidades. El margen es cinco puntos porcentuales para operadores financieros y hasta 10 puntos para las microfinancieras”, comentó Luis Felipe Arauz, presidente del Consejo Rector del SBD.

Según Arauz, un 87% de los créditos colocados del Sistema, se encuentran asociados a la TBP y el resto corresponden a una cartera de crédito que dio origen al Finade.

Para un emprendedor o microempresario, resulta no solo más atractivo sino mucho más fácil obtener un préstamo en una entidad asociada al SBD.

Los créditos asociados al Sistema pueden tener o no garantías que lo respalden, un requisito que es generalmente indispensable cuando se solicitan recursos en una entidad financiera.

Además, se trata de tasas promedio, pero cada entidad financiera tiene la opción de ofrecer rendimientos superiores o inferiores, para hacerlas más competitivas de acuerdo con las necesidades de sus clientes.

Lea también: Banca para el Desarrollo tendrá agentes para agilizar créditos a pymes

A abril del 2017, la cartera total de créditos del SBD alcanzó ¢324.766 millones, con un saldo por colocar de ¢238.833 millones.

Los fondos provienen de diversas fuentes.

La primera es del Fideicomiso Nacional para el Desarrollo (Finade) que se compone de los recursos propios del Sistema y se emplean para la emisión de avales y para otorgar servicios de desarrollo empresarial y otros.

Los créditos otorgados bajo el Finade manejan una tasa promedio en colones de 9,9%.

Otros recursos para financiar los créditos son los del Fondo de Financiamiento para el Desarrollo (Fofide) y el Fondo de Crédito para el Desarrollo (FCD).

El primero responde a recursos de los bancos públicos y corresponden al 5% de sus utilidades que, por ley, deben destinar a al SBD.

En este caso, la tasa de los créditos asociados al Fofide es de 6,2% en el caso de colones y 7,8% en dólares.

La tercera fuente de financiamiento es el FCD, que pertenece a los bancos privados y cuyos programas y condiciones son primero aprobados por el Sistema.

Este fondo se origina en el llamado “peaje” bancario, que corresponde al 17% de las captaciones a 30 días o menos que los bancos privados trasladan a los bancos estatales.

Los créditos asociados a este portafolio manejan una de las tasas más bajas del Sistema, de 5,3% en el caso de colones y 3% en el caso de dólares.

Por su parte, los Créditos para Desarrollo (Credes) tienen una tasa de 5,3% en colones y 4,2%, en el caso de dólares.

Sectores interesados

Las micro, pequeñas y medianas empresas del sector agropecuario lideran en cuanto a la colocación de crédito de SBD, representando el 53% del total del crédito colocado.

Otras de las actividades que más solicitaron créditos, al cierre del primer trimestre del 2017, fueron, en orden descendente, las empresas del sector servicios, comercio, transporte, industria y turismo.

LEA: ¿Quiénes se benefician más del Sistema de Banca para el Desarrollo

A marzo pasado, existían 52 operadores acreditados del SBD que ofrecían créditos bajo estas tasas al mercado, integrados por financieras, bancos, cooperativas, mutuales, agentes colocadores y microfinancieras.