Loading...
Skip to main content

Inicie sesión con una cuente existente

* Texto error: Campo requerido

* Texto error: Campo requerido

Con dos ambiciosos programas SBD apoyará el emprendimiento y la innovación

• AUGE-UCR y Procomer serán aliados del Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD) en la implementación de las iniciativas para las cuales el SBD invertirá $15 millones.

• Esfuerzo apoyará a unas 235 startups tecnológicas en los próximos cuatro años y consolidará la coinversión de capital de riesgo más grande en Costa Rica.

Con una inversión de $15 millones, el Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD) implementará una oferta de financiamiento que busca favorecer el emprendimiento y la innovación, a la vez que trabaja en una mayor profundización y sofisticación del mercado financiero. Esto se suma a los 150.000 mil millones de colones para ser colocados en Mipymes para el año 2019 por medio de los operadores financieros.

Con las alianzas entre la Agencia Universitaria para la Gestión del Emprendimiento (AUGE-UCR) y la Promotora de Comercio Exterior (Procomer), a partir de noviembre del presente año, se implementarán dos programas, uno de capital de semilla y otro de capital de riesgo, que serán desarrollados de forma conjunta, según indicó Miguel Aguiar, Director Ejecutivo de SBD.

“El apoyo a estos dos programas afianza el compromiso del Sistema de Banca para el Desarrollo de crear una oferta de acceso a financiamiento para incubar y acelerar emprendimientos innovadores. Este financiamiento es fundamental para impulsar y dinamizar el Ecosistema de Emprendimiento e Innovación fomentando así la creación de nuevas empresas que tengan un alto impacto en la economía nacional, incidiendo en la creación de empleos y activación económica”, señaló el jerarca.

A la primera de estas iniciativas, el “Programa de Fomento para el Emprendimiento Dinámico SBD AUGE-UCR”, se le destinarán $4.5 millones, lo que potenciará unos 235 emprendimientos, convocados y seleccionados por AUGE-UCR, que fungirá como agencia operadora de SBD.

El programa cuenta con tres componentes que se ejecutarán de forma sostenida e independiente, que permitirán a los emprendimientos arrancar con fondos no reembolsables desde una etapa experimental o de prototipo; otros recursos se destinarán a la puesta en marcha de los negocios y un tercer fondo de fortalecimiento facilitará un crédito con condiciones especiales.

Las empresas que ya superaron la fase experimental podrán ingresar al componente de puesta en marcha, o bien las que ya cumplieron estas dos etapas, y ya están generando ventas, pueden solicitar el crédito del fondo de fortalecimiento.

Todo la anterior operará a través de AUGE-UCR, que es en la actualidad la única agencia de gestión del emprendimiento acreditada por SBD.

“Este es, sin duda, un momento de inflexión positivo para el ecosistema de emprendimiento e innovación de Costa Rica, agradecemos la confianza depositada por el SBD en el trabajo que AUGE-UCR ha venido realizando en sus 6 años de existencia, mismos que no hubieran sido posibles sin el apoyo decidido de la UCR, su fundación y otros aliados del ecosistema. Reafirmamos nuestro compromiso con un desarrollo inclusivo y sustentable del país y nuestra voluntad de cooperación y cocreación con todo el ecosistema”, señaló Luis Alonso Jimenez, Gerente General de AUGE.

El segundo proyecto, que se trabajará con Procomer, se denomina Programa de Fomento al Ecosistema de Inversión para el Emprendimiento (PFEIE) y Programa de Capital de Riesgo (PCR) y busca consolidarse a partir del segundo año, como la principal oferta de coinversión de capital de riesgo del país.

Se estima que el programa comenzará a finales de 2018, y está constituido para dotar con capital a empresas que ya han pasado la etapa de puesta en marcha podrán recibir capital para las etapas de consolidación y aceleración, de manera que sean capaces de crear enlaces en mercados nacionales o internacionales donde un tercero se interese en coinvertir en ellas o bien, en adquirirlas.

Para este segundo proyecto, el SBD destinará una inversión de $10.5 millones, durante 10 años, a partir de 2020.

La iniciativa operará bajo dos modalidades, la primera (A) admite la participación de los clubes de inversionistas que apoyen proyectos de naturaleza similar a los del Programa y busquen inversionistas sindicados para diversificar el riesgo de las inversiones que realizan.

La modalidad B se canalizará únicamente a las agencias operadoras de recursos de capital de riesgo que cumplan con los requisitos de elegibilidad del programa.